Las mujeres iquiqueñas son de armas tomar. Siempre presentes en las grandes luchas por sus derechos: Teresa Flores, Elena Caffarena, Baldramina Flores, Mavis Maldonado y tantas otras. En los deportes Victoria Caffarena, Gladys Pastene, las hermanas Gantt, Mafalda Schenoni, Yolanda Zuzulich, Rosario Torres, Fernanda Giovanolli, Gloria Soudre, Lorena Mery, Fabiola Pardo, Nicole Salvo, Massiel Mondaca, Sendy Básaez y las que vienen asomándose. En el atletismo Lilian Cordero, Josefina León, Elba Farías, Gloria Pérez, entre varias.

En la música Ximena Brain endulza y enducere la vida. En las artes escénicas Marisol Salgado me recuerda a la Timona, la india y marxista, de la novela Los Pampinos de González Zenteno. Imposible olvidar a Cecilia Millar y a Juana Guerrero.  En la literatura María Monvel, Teresa Willms Montt (¡aquí conoció la vida!), María Elena Gertner, Iris di Caro, Cecilia Castillo, Brenda Barahona, Sonia Pereira, sin olvidar a Pilar Montes, mujeres inmensas como nuestra puesta de sol. La Zunilda, nuestra por adopción, sufrida como siempre.

Doña Rogelia, cuyaca, eterna, con su trote enhebra la vida. La Nena, de los Morenos, alienando sus filas, sosteniendo en tiempos de pandemias.

Recordemos a la Teresa Lizardi y a Norma Petersen que le pusieron música a la ciudad. Dirigentas vecinales, deportivas y sociales, Rosa Lara, Alicia Naranjo, Marta Gargano, Rosa Pérez, Gloria Delucchi.  Blanca Yáñez, socióloga. Colegas hoy, estudiantes ayer que abrieron el campo para los estudios de género en la Unap: Claudia Echeverría, Cecilia Fabián y Fabiola Ibáñez. Mujeres que se atrevieron a pilotar aviones como Sonia Díaz y Teresa Donaggio. Otras que partieron al exilio con lo puesto como Bettina Vargas y Julia Gandarillas. La que nada contra la corriente como Carla Clery. Comprometida y generosa como Miriam Salinas.

Mujeres que sin ostentar nada sostuvieron la vida. María González,  Victoria Prieto, Anyelina Chang, Adriana Peirano, Violeta Contreras, Ada Gahona, Gloria Lavanal, la señorita Otilia, las vecinas Eusebia y Blanca. Nuestras madres, primas, hermanas, sobrinas, ahijadas, hijas y nietas que luchan por un mundo más justo.

Faltan tantas más. Y no están, no por mala memoria, sino por falta de espacio.

Publicado en La Estrella de Iquique, el 7 de marzo de 2021, página 11.

A las anteriores habría que agregar a:

Inés Salinas Noceti, waterpolista

Alicia González, comunista

Gladys Oyanadel, dirigente vecinal, feminista

Rosa Enriqueta del Carmen Napoli di Capua

15 de junio 1921- 1 agosto 2005, primera matrona

Rosa Tassara del Castillo.

Magaly Moya, Sandra Olmedo, cantante.